Pequeños tips con los que adelgazarás 5 kilos sin esfuerzo

No todas las personas adoramos hacer dieta –hay algunas personas, que hasta disfrutan la posibilidad de hacer dietas estrictas-, por eso hemos realizado un listado de pequeños cambios diarios que nos pueden ayudar a llegar al verano, algo más delgados que de costumbre:

  • En vez de comprar dulces o snacks en el kiosco, de camino al trabajo o la universidad cómprate alguna fruta en la frutería (desde manzanas, mandarinas, peras o incluso zanahorias y apio) son productos naturales que quitan la saciedad y pueden reemplazar muy bien la comida chatarra. No es necesario hacerlo todo el tiempo o todos los días, sino comenzar a hacerlo algunas veces a la semana, hasta que empecemos a disfrutarlo.
  • Cambia las gaseosas o sodas por una mayor cantidad de agua natural (incluso agua con gas), o si deseas más sabor, enfría el té que más te guste y guárdalo en tu vaso térmico (de rosa, de manzanilla, o verde), puedes endulzarlo con miel mientras esté caliente.
  • Intenta caminar unos pocos metros más al día. Si tomas el bus o el metro para ir al trabajo, intenta tomarlo en la parada siguiente, de modo de hacer algunos metros más con una caminata natural (aunque sean 100 metros, pueden hacer grandes diferencias).
  • Busca cambiar ascensores por escaleras, no es necesario subir diez pisos caminando, pero si al menos subes uno, estarás ampliando de forma natural y sin sacrificios tu actividad física diaria.

Sigue estos consejos

Estos pequeños consejos, no hay que hacerlos de forma estricta, puedes comenzar con la práctica de un consejo un día, y al siguiente poner en vigencia otro. Está comprobado que si lo haces poco a poco y simplemente con el objetivo de empezar a cambiar tus hábitos de vida diaria, te encontrarás meses más tarde emprendiendo una nueva manera de vivir.

Recuerda algunas otras cosas, que te serán de gran ayuda: A mayor cantidad de líquidos, sentirás mejor saciedad y comerás menos sólidos disminuyendo además la ansiedad. Si comienza a salir a correr o caminar en un horario determinado, y a los pocos días debes anular la rutina, puedes salir en otro horario, nada te impedirá disfrutar de un poco de ejercicio, mucho menos el horario. (si sales frecuentemente a la mañana, salir por la tarde te permitirá disfrutar un paisaje completamente diferente).

Cambia un poco tu vida

Si empiezas sin ser estricto y solo por comenzar a cambiar poco a poco tu calidad de vida, notarás que el verano no solo te encontrará con menos kilos, sino con una sensación mucho más bella de tu propio cuerpo y de tu personalidad repleta de vitalidad.

Tu mente debe a reaprender que estas conductas que comienzas a realizar te ofrecen una mejor día a día, y a medida que este cambio comienza a suceder, tu cuerpo lo irá reflejando en la pérdida de peso, la piel más luminosa, el pelo más fuerte, etc, etc.

Todo lo que necesitas es empezar y divertirte por ello, verás que a muchas personas de tu entorno le llamará la atención cada uno de los cambios que realices, y eso además te permitirá tomar momentos en los cuales bromear y reír por ello.

Deja una respuesta