¿Los estudiantes en Japón limpian los baños de sus escuelas?

Aunque no lo creas, esta práctica que podría parecer impensable en países de todo el mundo, genera mucho orgullo en los japoneses.

O-soji es el nombre de esta extraña práctica japonesa, en la que los estudiantes de todos los niveles de la educación, no solo tienen que barrer, trapear, lavar los platos y servir la merienda en sus escuelas, sino que también tienen la obligación de lavar los baños de su institución educativa.

japoneses

“En la escuela, un alumno no sólo estudia las materias, también aprende a cuidar lo que es público y a ser un ciudadano más consciente”, nos ha contado el profesor Toshinori Saito.

Y lo más curioso aún, es que nadie en Japón reclama esta extraña práctica, ya que según parece, siempre se ha desarrollado de manera normal en dicho país asiático.

Además, las escuelas y colegios de Japón no cuentan con ningún tipo de cafetería o salón de comidas. Los estudiantes meriendan en su propia aula, y son ellos mismos quienes organizan todo para la hora de la comida. Y claro...luego de comer, a limpiar!

Si bien en Japón si hay personas que se encargan exclusivamente de la limpieza, y estos son los yomushuji, en las escuelas son los alumnos quienes se responsabilizan por estas tareas.

“Yo también ayudé a cuidar la escuela, así como lo hicieron mis padres y abuelos, y nos sentimos felices de recibir la tarea porque adquirimos una responsabilidad“, nos ha resaltado el profesor Saito.

En la Copa Mundial de fútbol de Brasil por ejemplo, fueron muchas las personas que quedaron atónitas al ver a los japoneses limpiar las gradas en las cuales se situaban. Esta misma costumbre, es realizada en las ciudades japonesas, destacadas por su impecable estado higiénico y ambiental.

Es increíble el sentido de la organización y la higiene que tiene el pueblo japonés, que ya desde pequeño es enseñado a cuidar su patrimonio cultural, para conservarlo en buen estado para las generaciones venideras.

¿Será tal vez por esto que los japoneses son reconocidos como los ciudadanos más cultos y educados en el mundo entero? ¿Son este tipo de prácticas las que convierten a los japoneses en personas de tan buena clase?

Definitivamente, son preguntas que todos tendríamos que considerar seriamente, y porque no también considerar el hecho de implementar algunas de estas extrañas pero efectivas prácticas en nuestras culturas tan distintas a la japonesa.

Deja una respuesta