Los beneficios de comer la placenta después de embarazo

La Placenta es un órgano que temporalmente se encarga de nutrir y permite varias funciones del bebé, mientras se forma dentro del vientre de su madre. La placentofagia es la acción que realizan algunos mamíferos de comer la placenta, luego de dar a luz, como parte del ritual post parto.

Este actividad es cada vez más común entre las mujeres e incluso algunas famosas. Más que una moda, mucho se habla de los beneficios que tiene para la mujer hacerlo.

Beneficios de comer la placenta

Entre los aspectos positivos de comer la placenta, se mencionan:

- Estimula la producción de leche materna

- Evita o prevenir la depresión post parto

- Ayuda a establecer un vínculo más fuerte entre madre e hijo

- Reduce el dolor post parto

- Ayuda a la recuperación luego de dar a luz

- Brinda una sensación de incremento de energía

- Rejuvenece la piel y la apariencia en general

Famosas como Kim Kardashian y Holly Madison han hablado abiertamente en redes sociales sobre su interés sobre el tema, y Jennifer López y Alicia Silverstone aseguran haberlo hecho.

¿Cóctel de placenta?

Pero, ¿cómo se come? Puede parecer chocante, pero existen varios métodos para aprovechar los supuestos beneficios de la placenta. Existen incluso empresas que se presentan por ínternet como asesores en la materia.

Muchas madres optan por secar y encapsular los nutrientes de la placenta, para luego ingerirlos o incluso, ofrecer las cápsulas a sus hijos, como parte de su crecimiento. En la cultura holística se cree que el consumo de la placenta del hijo o si el hijo mismo la consume de mayor, es parte del encuentro del equilibrio o regeneración natural o incluso hasta espiritual.

Es común también comerla cruda, o mezclar trozos con jugos naturales de vegetales y frutas. Algunas personas la cocinan y aderezan a su gusto.

Fuente de la juventud o canibalismo

Este es un tema controversial, ya que muchos expertos dicen que esto es un mito y que no existe ningún estudio científico que ampare los efectos positivos de la Placentofagia.

También existen mujeres detractoras de esta práctica, que creen que es exhibicionismo o incluso canibalismo el ingerir la placenta.

Como sea existen también factores legales y sanitarios que se deben contemplar. Por ejemplo en Francia, es ilegal manipular o recuperar la placenta, es algo que está normado por sus leyes. En otros países no existe nada escrito sobre esto.

Por otro lado, los conocedores sostienen que la placenta es un material que se debe descartar, para evitar contaminación que puede ocasionar o propagar infecciones.

Deja una respuesta