La controversia de Olestra, sustituto de grasas

Actualmente el sobre peso y los problemas cardíacos, causandos por los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo, son uno de los problemas de salud más graves a nivel mundial.

Entidades de salud, gobiernos y padres de familia se muestran cada vez más preocupados por las consecuencias negativas de una dieta alta en grasa saturada, preservantes y pocos o nulos nutrientes.

Pero esta preocupación no es reciente, desde los años 60 se realizan estudios para encontrar alternativas alimenticias que regulen o minimicen la grasa en los alimentos.

Olestra sustituto de grasa

En medio de esta realidad, se descubrió la Olestra. Científicos de Procter & Gamble realizaban análisis para encontrar un suplemento para niños prematuros y de forma accidental, crearon  este sustituto de la grasa.

La Olestra es una grasa artificial, formada por grasas y azúcares que no se digieren, es decir que pasan por el intestino delgado sin ser absorbidas. Luego de pruebas y estudios, la FDA Organismo oficial encargado de la alimentación y Medicamentos autorizó el uso de la Olestra.

Luego de mucha controversia, esta entidad muy respetada autorizó desde 1996 que se puede usar este tipo de sustituto, pero exigiendo a los fabricantes que la viñeta especifique su uso. La Olestra o Olean está autorizada solo para alimentos como aperitivos y galletas.

image

Efectos negativos

Aunque se escucha ideal poder comer sin los estragos de las grasas saturadas en el organismo, muchos han criticado su uso; debido a que genera exceso de ingesta de comidas con alteraciones y preservantes, y sin nutrientes, pensando que no afectarán la salud.

Además, muchos expertos opinan que las grasas no deben ser eliminadas de la dieta, sino ingeridas con moderación y de fuentes saludables, como los aceites vegetales.

La grasa es necesaria para el organismo, participa en el proceso celular, ayuda a la absorción de nutrientes y al sistema nervioso.

Otro de los peligros de consumir Olestra es que puede evitar la absorción de los nutrientes y vitaminas propias de los alimentos. Existen posibilidades de que genere desórdenes digestivos y dolores abdominales.

Los fabricantes que utilicen Olestra, en los alimentos que lo permiten, como galletas, aperitivos y otros; deberán especificar su presencia en la etiqueta y detalles nutricionales. Además, para devolver el valor nutricional a las papas y otras comidas con Olestra, se deberán agregar nutrientes adicionales como las vitaminas liposolubles.

Por ahora, la Olestra se utiliza libremente, especialmente en las papas o chips. Su uso está prohibido en Reino Unido y Canadá.

Deja una respuesta