Errejon lo reconoce: "no comparto todas las decisiones de Pablo Iglesias”

Errejon lo reconoce: no comparto todas las decisiones de Pablo Iglesias

Iñigo Errejón rompe su silencio tras casi dos semanas sin hacer una declaración. Este distanciamiento tuvo lugar como señal de protesta por la destitución por parte de Iglesias del secretario de Organización, Sergio Pascual. Errejón, en una comparecencia en el Congreso de los diputados, ha hecho públicos los problemas que ha habido en el partido. El secretario de Política explica que existen dentro del partido diferentes formas de entender el modelo organizativo. Además, ha dejado clara su entera lealtad al objetivo de su partido, a pesar de las diferencias que pueda tener con el líder de la formación morada.

No comparte todas las decisiones del partido

“No comparto todas las decisiones del secretario general”, a declarado mencionando a Pablo Iglesias. Además ha reconocido que supo de la decisión de destituir a Sergio Pascual un poco antes de que Podemos diera esa información por los canales habituales.

"En Podemos hay diferentes compañeros con diferentes portavocías y es normal que haya gente que sirva más o menos de referencia, pero eso no significa que haya diferencias ideológicas. Los militantes de Podemos no salen de una fábrica de militantes y tienen diferentes criterios".

Iñigo Errejón afirma que estos días de paréntesis le han servido para elevar las miras. Según sus palabras: “No han sido semanas sencillas para Podemos, hemos madurado y creo que la lección fundamental es que hay que elevar las miras. Nadie nos votó para mirarnos el ombligo”.

No aclara si apoya a Echenique

Errejón ha evitado hacer ninguna declaración que le posicione en contra o favor del nombramiento de Echenique para el antiguo puesto de Pascual. No obstante, ha especificado que el nombramiento del líder aragonés podría ayudar a “oxigenar” el partido. "Me parece una propuesta de consenso que desmadrileñiza un poco la construcción organizativa".

Nuevo ciclo tras la investidura

Podemos celebrará el próximo sábado un conclave en el que se reconcilien el rumbo dentro del partido, la que sostiene Errejón y la que sustenta el líder del partido. El grupo más crítico con Iglesias pretenden cambiar el modelo del partido a uno organizado federalmente, siguiendo el ejemplo de la España plurinacional que ellos entienden es el modelo de una España unida.

Errejón insiste en que habrá que empezar un nuevo ciclo en el partido, uno en el que Podemos deje de ser una “maquina de guerra electoral” y en la que adopte un nuevo modelo organizativo. Indica que la estructura de Podemos fue diseñada para un ciclo corto, y ahora debe cambiar a una estructura para un ritmo más pausado que permite la consolidación del partido.

Dejó claro que estas discusiones entre diferentes miembros del partido no son una batalla, si no que será un intercambio de impresiones sobre diferentes puntos de vista, y que llegarán a un consenso común.

Indica que hay “buena sintonía” con el partido socialista

"No puedo adelantar acontecimientos pero, en principio, hemos percibido buena sintonía” especifica el número dos del partido morado. Recordemos que este miércoles Podemos se reúne con el partido de Pedro Sánchez.

Deja una respuesta