El principio de la pirámide: factor para quemar grasa

De seguro muchos de nosotros hemos escuchado en algún momento de nuestra vida, la tan renombrada frase, "eres lo que comes". Si bien esto es verídico, existe la otra cara de la moneda, que nos asegura que según COMO comamos, así nos veremos. En términos más simples...si comes mal, te verás mal. En esto consiste primordialmente el principio de la pirámide.

el principio de la pirámide

La comida no es más que energía que le proporcionamos a nuestro cuerpo, para que pueda cumplir con sus tareas específicas. Es como cuando le ponemos nafta a un coche. Ahora bien, si la comida es energía, es muy fácil identificar en que momento del día necesitaremos más comida y en cual menos. Obviamente, al despertar por la mañana, cuando tenemos todo un día por afrontar, es cuando necesitaremos la mayor energía.

Entonces, teniendo en cuenta lo visto previamente, evaluemos ahora como se ve nuestro cuerpo en base a la distribución de nuestros alimentos en nuestra rutina.

¿Eres de los que se come una tostada al despertar, una pizza doble al medio día y una hamburguesa con papas fritas por la noche? Pues entonces es muy probable, que tu aspecto estético, luzca exactamente como una pirámide (te ves ancho de cintura y cadera y pequeño en tus zonas altas).

Si por el contrario, eres de los que tomas un buen y completo desayuno al despertar y vas disminuyendo tu ingesta de alimentos al transcurrir el día, es probable que tu aspecto sea mucho más prometedor, luciendo exactamente como una pirámide invertida.

El principio de la pirámide, nos dice que es sumamente importante para tu salud y tu cuidado corporal, que intentes disminuir la cantidad de calorías a medida que el día transcurra. A continuación, te proporcionaremos lo que puede considerarse una buena dieta a seguir, para un día cualquiera:

Para el desayuno: Un buen café, con frutas frescas, huevos y cereales.

Para el almuerzo: Algunas verduras con un filete de pescado, pollo o carne roja.

Para la cena: Una ensalada de vegetales frescos.

Otra forma muy efectiva para ilustrar este aspecto alimenticio, es:

DESAYUNA como REY

ALMUERZA como PRÍNCIPE

CENA como MENDIGO

Esta estrategia alimenticia, te ayudará a que tu figura cambie rotundamente, pasando de verte como una pirámide, a una pirámide invertida.

Otro aspecto sumamente importante que el principio de la pirámide nos recuerda para vernos bien y cuidar nuestra salud, es que debemos darnos al menos 2 horas entre nuestra última comida y nuestro descanso nocturno. En la noche, nuestro cuerpo tiende a relajarse y prepararse para el descanso, por lo que es normal que las funciones corporales asociadas con nuestra digestión, se realicen de manera sumamente lenta.

Deja una respuesta