El Niño hacker que descubrió error en Instagram será recompensado

Muchos niños a la edad de 10 años pasan frente a una computadora, jugando vídeo juegos o en redes sociales. Aunque la edad mínima permitida en Facebook y otras redes, para tener un perfil es de 13 años, muchos menores a esta edad crean perfiles para tener una identidad digital en estas redes, con o sin el consentimiento de sus padres.

Pero un niño hacker finlandés, y su hermano, estaban más interesados en el código de programación de las redes, explorando sus posibilidades y buscando vacíos y errores.

Un error de $10,000

Así, en uno de sus tantas pruebas, encontraron un error en Instagram que vale $10,000. En efecto Jani, como se hace llamar El Niño hacker, descubrió una forma de borrar cualquier comentario, dentro de los publicados en esta red social.

Al descubrirlo, lo reportó a la gente de Facebook, quienes posee un programa que motiva a los hackers y entusiastas de la programación a compartir con ellos todos sus allazgos, con el fin de que no caigan en manos mal intencionadas.

Por supuesto que, al comunicar esto al equipo de Zuckerberg, que también son dueños de Instagram, ellos comenzaron a corroborar lo que aseguraba el niño. Al corroborar su descubrimiento, se dispuso retribuirlo con una jugosa recompensa, que recibirá en efectivo.

Desde 2011 Facebook y compañía fomenta y desarrolla un programa que da incentivos muy atractivos a los aficionados al lenguaje de programación, con el fin de evitar o minimizar los errores; y controlar la fuga de información valiosa, que casi siempre termina en el mercado negro.

Cyber seguridad

Según datos de Facebook, en los últimos 5 años, se han pagado más de $4 millones de dólares, entre 800 personas que han compartido con ellos los errores que han encontrado, no sólo en Facebook; sino también en otras redes y plataformas del grupo.

Otro caso muy conocido fue el del hacker que recibió $12,000 dólares por no borrar fotos del Facebook, y reportar lo que descubrió.

El Niño hacker comprará un balón

En el caso de Jani, ha declarado para el portal de Forbes que espera poder comprar un balón y otras cosas propias de su edad. Además, comprará una computadora nueva para él y su hermano. Ambos esperan seguir incursionando en el mundo de la seguridad digital y poder ayudar a mejorar los sistemas existentes.

El futuro es prometedor para estos jóvenes talentos, que con solo 10 años, han dado una gran lección a los grandes de la industria informática.

Deja una respuesta