Cómo comenzar a hacer deporte, consejos para principiantes

No importa tu edad, condición física ni hábitos del pasado. Todo puede cambiarse y mejorar, si realmente así lo deseamos. Comenzar a hacer deporte ¡nunca es tarde!

Pero debemos tomar en cuenta algunos consejos, para sacar el mejor provecho y tener resultados.

Qué y para qué?

Primero debemos tener claras las respuestas a estas dos preguntas. Un objetivo claro y motivación acertiva son el inicio de algo nuevo y gratificante.

Define si tu idea de comenzar a hacer deporte es con el objetivo de bajar de peso o simplemente para mejorar tu calidad de vida. Esto va a determinar tu plan de acción.

Si tu respuesta va orientada a dejar el sedentarismo y adicionar actividad física poco a poco, para hacer de tu vida más saludable, te daremos estos consejos. A comenzar con pie derecho...

Consejos para principiantes al comenzar a hacer deporte

1. Ve al médico y hazte un chequeo rutinario

Debes saber cómo está tu organismo, así podrás planificar ejercicios que no dañen tu cuerpo o afecten algún tipo de condición de salud que ya padezcas.

2. Haz una rutina suave pero constante

Lo mejor será comenzar con 2 jornadas de 30 minutos a la semana e ir aumentando, de acuerdo a tu resistencia y condición física. Si eres constante unos 3 meses, tu cuerpo logrará aguantar ese ritmo, y podrás aumentar a 3 o 5 veces a la semana.

3. Mejor acompañado y en un lugar atractivo

Muchas veces paramos en nuestro objetivo de ser más activos, porque perdemos rápido la motivación o el impulso. Si te organizas en grupo o con al menos una persona más, esto te obligará a perseverar los días que no tengas ánimo.

Es por esta misma razón que muchos recomiendan que los principiantes se inscriban en un gimnasio o lugar de entrenamiento, donde no sólo lograrán cumplir su rutina de ejercicios, sino harán nuevos amigos. Los lugares al aire libre también son atractivos y proveen un ambiente agradable y lleno de aire fresco.

image

4. Cuida el antes y el después

Recuerda que previo al ejercicio debes hacer una serie de movimientos  de calentamiento, de al menos 5 minutos, para preparar tu cuerpo y evitar lesiones. Por otro lado, deberás hidratarse durante la rutina. Luego del tiempo de entrenamiento, también deberás tomar suficiente agua y ayudar al músculo. Puedes tomar alguna fuente natural de proteína.

5. Comienza con lo más sencillo

Busca ejercicios que tengan bajo impacto y que no requieran indumentaria especial ni complicada. Caminar o nadar pueden ser un buen inicio. Otros prefieren tomar el baile como su ejercicio o iniciativas como zumba u otros aeróbicos que no sólo son divertidos, sino que queman rápido las calorías.

Deja una respuesta