Cómo combatir la ansiedad desde la alimentación

El ritmo de la vida actual comprende en diversas oportunidades situaciones estresantes. Si éstas son esporádicas, la gente suele no darles la entidad que se merecen. Sin embargo, esto puede desembocar en que la persona envuelta en el conflicto sufra ansiedad por causa de ello y las consecuencias de esto, pueden no ser nada agradables tanto para el estado de salud físico como mental. Ésta requiere tratamiento como todo aquello que perturbe el equilibro psicofísico del individuo, y por lo tanto, su salud.

images (7)A continuación se brindarán algunas recetas de bebidas que se pueden realizar con ingredientes naturales y a muy bajo costo, de forma simple y sencilla en el ámbito doméstico, las cuales son efectivas para la reducción del nerviosismo y el aplacamiento de la ansiedad.

Leche de avena para combatir la ansiedad

La avena es un cereal que actúa directamente sobre el sistema nervioso, y consumirla en forma de infusión asegura su asimilación de manera fácil y rápida. Además, una taza de ésta bebida antes de cada comida disminuye el apetito significativamente.
Se prepara hirviendo ¼ litro de agua, agregándole 1 cucharada de avena y dejando reposar la mezcla. Luego se cuela y se consume tibia o fresca, pudiéndole adicionar canela o esencia de vainilla para darle más sabor, y algún endulzante natural como la estevia o el azúcar mascabado para evitar el uso de refinados poco saludables como el azúcar común.

Tisanas de hierbas para hacerle frente a la ansiedad

Todos disfrutamos de los momentos de tranquilidad con una taza de té entre las manos. Retirarse a leer un libro o escuchar música relajante bebiendo una infusión es una excelente opción para despejarse durante el día o luego de una extensa jornada. Para esas situaciones, las hierbas más favorables para controlar y disminuir el grado de ansiedad son: el tilo, la manzanilla, la valeriana, la melisa y la pasiflora. Todas tienen un sabor agradable y son tranquilizantes naturales que no tienen ningún tipo de contraindicación.

Recomendaciones

Incorporar estas bebidas ayuda a reducir la ansiedad, pero también es necesario evitar el uso de estimulantes ya que pueden tener efectos desfavorables. El café y los refrescos pueden reemplazarse fácilmente por zumos y batidos, los cuales son una alternativa completamente saludable.
Además, si bien no tiene un impacto directo sobre la ansiedad, es recomendable aumentar el consumo de agua para revitalizar el cuerpo, que sufre un desgaste de gran magnitud en ocasión de ésta.

 

Deja una respuesta