Ansiedad por las Nuevas tecnologías - Nomofobia

¿Te has sentido temeroso e inseguro al salir a la calle y darte cuenta que olvidaste tu celular en casa? ¿Cómo te hace sentir cuando te quedas sin carga a la mitad del día?

Si este tipo de situaciones te ponen a sudar y con sensación de temor, te cuento que sufres de Nomofobia.

¿Conoces qué es la Nomofobia?

La Nomofobia viene de la combinación de las palabras No - Movil - Fobia. Y se refiere a todo el proceso de miedo y ansiedad que provoca estar sin celular.

Aunque parezca absurdo, los psicólogos ya están estudiando este tipo de padecimiento, provocado por el acceso desmedido y la dependencia de las nuevas tecnologías.

Los síntomas son:

  •  sudoración en las manos
  • problemas para concentrarse
  • agresividad e irritabilidad
  • respiración agitada
  • taquicardia
  • manos temblorosas

Estos son indicativos de que nuestro sistema nervioso se siente temeroso e inseguro. Otro signo de alerta es cuando no podemos soltar el teléfono, ni para entrar al baño, ni para dormir. Cuando el apego a esta herramienta de comunicación nos aleja de nuestras actividades diarias normales, es momento de buscar ayuda y poner un alto.

Esto puede llegar a ser preocupante y volverse una adicción. Es en este momento donde comienza a afectar nuestro equilibrio emocional.

¿Qué podemos hacer?

El principal grupo afectados son los hombres y adolescentes, más que las mujeres. Ante las señales de alerta, debemos realizar una auto evaluación y ser asertivos en nuestras opiniones.

Por otro lado, debemos limitar el tiempo que dedicamos a ver vídeos, chatear o ver Redes Sociales y equilibrar nuestra agenda.

  • Programa más actividades al aire libre y ponte metas pequeñas, como no comer con el celular en la mesa y evitar sacarlo, cuando estás platicando con alguien.
  • Establece horas específicas al día para revisar tu muro o correo electrónico.
  • Escucha música, lee libros y mira películas de manera tradicional.
  • Desarrolla un pasatiempo como pintar, coleccionar cosas u observar aves.
  • Ten presente medidas que prevengan las posibles situaciones de estrés. Por ejemplo, si sueles olvidar donde pusiste tu celular, ayúdate con alguna aplicación que te ayude a evitarlo o establece un lugar específico para dejarlo.
  • Si sueles quedarte sin carga, recurre a tener un cargador para el auto o un power tank, que puedan mantener cargado en tu cartera, y que te pueda ayudar a quedarte sin batería.

Recuerda que tu tienes el control ante las situaciones que te causan ansiedad. Respira profundo y cuenta hasta diez, la próxima vez que tu celular se apague.

Deja una respuesta