Alcohol, ¿ayuda o no a tu dieta?

Muchos piensan que el alcohol y la dieta no van de la mano. Es más, muchos Nutricionistas o nutriólogos sacan de tu plan alimenticio todo lo que lleve alcohol.

Otros piensan que tomar vino y otro tipo de bebidas alcohólicas pueden ayudar a nuestro sistema digestivo, y ayudar a bajar de peso. Te contamos todo sobre este controvertido tema.

Alcohol y dieta, ¿se pueden combinar?

Para poder resolver esta ecuación debemos establecer que todo en exceso es malo para la salud y que, por supuesto, tomar alcohol en cualquiera de sus formas también lo es.

Existen estudios que han comprobado cómo tomar alcohol fuerte o duro causa resistencia para la transformación de las grasas del cuerpo. El tequila y el vodka por ejemplo tienen una concentración de alcohol de más del 35%. Este tipo de bebidas aumenta el riesgo de acumular grasa visceral, que puede causar cáncer o problemas cardíacos.

El problema no es tomar alcohol, sino el exceso y cómo nuestro cuerpo lo procesa. Cuando mucho alcohol llega a nuestro cuerpo y nuestro hígado desea procesarlo todos sus componentes, incluyendo ese golpe de calorías extra; le da prioridad a este cansado trabajo y no toma las grasas de nuestra reserva corporal, por lo tanto, esa no se quema ni procesa adecuadamente. Ahí está el riesgo no sólo por los efectos mismos del alcohol, sino que no aumenta las probabilidades de subir de peso.

100 ml de Coñac aporta 243 calorías

100 ml de Coñac aporta 243 calorías

Por esta razón se recomienda evitar estas bebidas cuando estamos a dieta. Veamos cuáles son las bebidas alcohólicas con más calorías (por cada 100 ml)

Anises = 297 calorías

Ron, Whisky y Gin = 245 calorías

Coñac = 243 calorías

Brandy = hasta 80 calorías por onza!

El otro lado de la moneda está en el consumo moderado de estas bebidas con alto contenido de calorías. Según la Dietary Guidelines of America el "consumo moderado" se refiere a no más de dos tragos para los hombre y no más de uno diario para las mujeres.

El vino tinto y sus beneficios

Vino tinto ayuda a acelerar tu metabolismo y solo aporta 74 calorías por copa

Vino tinto ayuda a acelerar tu metabolismo y solo aporta 74 calorías por copa

También podemos optar por tomar de forma moderada bebidas alcohólicas que tengan bajo contenido calórico (por vaso), como:

Vino blanco = de 70 a 79 calorías.

Vino tinto = de 74 a 76 calorías.

Sidra (de manzana) = de 40 a 50 calorías.

Cerveza = de 33 a 45 calorías por lata.

También debemos reconocer los resultados de abundantes estudios que han documentado los grandes beneficios del vino tinto en la salud. Se recomienda una copa al día para proteger nuestro corazón, ayudar a  la circulación y digestión, ayudar al buen humor y acelerar nuestro metabolismo. Incluso algunos afirman que ésta buena costumbre ayuda a mantener la mente lúcida y prevenir enfermedades mentales, como el Parkinson y Alzheimer.

Lo que sí es cierto, es que debemos evitar los excesos estemos a dieta o no y que, una copita de vino de vez en cuando alegra a cualquiera ¿no creen?

Deja una respuesta