5 consejos para evitar el efecto rebote

El tan temido Efecto rebote es el peor enemigo de alguien que ha puesto todo su empeño en bajar de peso. Muchos culpan a la dieta elegida para hacerlo y otros, al uso de productos que ayudan a acelerar el proceso de reducción de grasa en el cuerpo.

Lo cierto es que el Efecto rebote puede ser evitado. Hoy te daremos 5 consejos fáciles para lograrlo.

¿Qué es el efecto rebote?

Primero debemos entender qué es y por qué se da este fenómeno, en la mayoría de personas.

Efecto rebote no es más que recuperar el peso que hemos perdido, luego de una dieta o tratamiento para bajar de peso. Muchos no sólo recuperan el peso anterior, sino superan el peso inicial de cuando comenzaron la dieta o régimen.

Debemos tomar en cuenta que mientras más tiempo pase, y vayamos teniendo más edad, el bajar de peso y mantener un metabolismo rápido es más difícil. Además, la formación de tejido muscular es diferente.

Otro aspecto que provoca el efecto rebote es que sólo bajamos el peso, pero no aprendemos realmente nuevos hábitos, que podamos mantener a largo plazo. Por lo tanto, si volvemos al sedentarismo y a comer lo que comíamos antes, por supuesto que el peso regresará.

image

Consejos para evitar el Efecto Rebote

1. Evita las dietas disociadas o con muchas restricciones de alimentos. Las dietas muy estrictas y radicales te hacen bajar de peso rápido, pero no dan a tu cuerpo los nutrientes que necesita. Además, luego de pasar este tipo de dietas, el cambio a una alimentación normal es más drástico.

2. Recuerda comenzar a retomar tu alimentación, luego de la dieta, con una dieta de mantenimiento. Esta hará que tu cuerpo no sienta un cambio tan duro, de la dieta para bajar de peso a una rutina habitual. La dieta de mantenimiento no es más que comer bajo en grasa y abundancia de agua, frutas y vegetales; es decir, una dieta balanceada.

3. Incluye en tu rutina la actividad física. El mantenerte activo va a ayudar a quemar calorías, te sentirás con más energía y tu metabolismo seguirá dinámico. Lo recomendado es tener una rutina de ejercicios de suave a moderada, de al menos 30 minutos; tres veces a la semana.

4. Mente positiva y objetivo claro. El problema de muchas personas es que creen que bajar de peso debe ser rápido; y no lo ven como un proceso, que implica cambio de mentalidad y retomar nuevos hábitos de alimentación.

5. Toma abundante agua. El tomar al menos 8 vasos de agua al día, parece tan básico, pero muchos no lo hacemos. Tomar agua constantemente te da una sensación de saciedad, mantienen el cuerpo en condición óptima y libra a tu organismo de toxinas.

Deja una respuesta