5 consejos para bajar de peso caminando

No hagas demasiado ejercicio si quieres adelgazar

Actualmente las formas de perder peso y adelgazar parecen infinitas, y todas prometen ser rápidas y efectiva. Pero siendo realistas, nunca se podrá suplantar el ejercicio físico  que, combinado con una dieta balanceada; hacen el binomio perfecto para bajar de peso.

Hoy en día se ha popularizado la cultura de los Runners o corredores, que en medio del pasaje urbano, salen a la calle a correr o caminar como parte de su rutina de actividad física.

El caminar es una de las mejoras maneras de mantenernos en actividad, hoy te compartimos consejos para sacarle el mejor partido, si estás buscando quitarte algunas libritas.

Beneficios de las caminatas

Aparte del conocido beneficio aeróbico que ofrece cualquier actividad física, caminar tienen un impacto mínimo en las articulaciones en comparación con correr o trotar; no necesita implementos especiales ni un espacio adoc para hacerlo, lo puede hacer cualquier persona, sin importar edad ni sexo.

Otro de sus grandes beneficios es que puedes quemar grasa, si se realiza un mínimo de tiempo a cierta intensidad. Una caminata constante durante 30 a 60 minutos, equivale a un ejercicio más intenso, pero sin el impacto en tu columna.

Estudios han comprobado que caminar incrementa tu resistencia pulmonar y física en general, ayuda a vivir más tiempo, previene enfermedades cardiovasculares y hasta diabetes y cáncer.

Consejos para bajar de peso caminando

1. Un buen comienzo asegura un buen resultado. El calentamiento te ayuda a preparar el cuerpo y a evitar un calambre o estiramiento doloroso. Para hacer un buen calentamiento basta estirar un poco los músculos y caminar a paso moderado unos 5 minutos, así comenzará la irrigación de oxígeno a todo tu organismo.

2. Distancias más largas equivalen a más calorías quemadas. Debes comenzar moderadamente, pero el objetivo será aumentar progresivamente la distancia recorrida. No importa tanto el tiempo sino la distancia. Para quemar más calorías por minuto, deberás aumentar la velocidad. Por ejemplo, si quieres quemar unas 300 calorías en 60 minutos, puedes caminar a un ritmo de 5 kilómetros por hora. Lo ideal que es llegues a mantener una velocidad entre 4.5 y 6.5 kilómetros por hora.

3. Combina tu caminada de 3 veces por semana con dos visitas al gimnasio, y realiza una rutina sencilla de pesas. Con esto aumentarás poco a poco tu masa muscular, tendrás mayor resistencia y te ayudará a tonificar los músculos de donde vas quemando grasas al caminar.

4. Trata de mantener un ritmo cardíaco constante. Un aparato portatil para medir las pulsaciones te puede servir mucho. Lo ideal es que lo mantengas entre 60 y 70%, para lograr quemar calorías.

5. Cuida tu postura y diviértete. Para evitar lesiones y tener mejores resultados, trata de tener una postura recta y con los brazos en un ángulo de 90 grados. Mantén un paso que te sea natural, no trates de dar pasos largos.

Además, recuerda que se pasa mejor el tiempo si la vista es bella. Consigue una ruta que sea agradable y segura, de preferencia en un área con naturaleza y al aire libre.

Como consejos adicionales te recomendamos ser constante y combinar esta rutina con una alimentación saludable. Ten siempre un plan B para los días de lluvia o mal tiempo y, si tienes algún problema de salud, consulta con tu médico antes de comenzar.

Deja una respuesta