4 pasos para dejar de procrastinar

Procrastinar es dejar las cosas para después; es dejar las cosas importantes para luego y en cambio realizar cosas menos importantes. Todas las personas pueden procrastinar, unas en mayor medida que otras, el problema se encuentra cuando se vuelve una condición crónica en la persona y comienza a afectar su vida diaria.

Procrastinar puede generar ansiedad y estrés, y la sensación de que nunca se podrán realmente elaborar todas las cosas que están pendientes. Es un problema serio que afortunadamente tiene solución, solo requiere que quien procrastina acepte que debe hacer algunos cambios, para mejorar este problema.

4 pasos para dejar de procrastinar:

  1.  Ve poco a poco: Puede que sientas que tienes mucho por hacer, lo que te genera ansiedad y hace que comiences a procrastinar, te tomas un descanso de "5 min" o comienzas a hacer  otras actividades menos importantes que en tu cabeza son "necesarias". Lo mejor que se puede hacer para no agobiase es tomar las actividades que más tiempo llevan o que más te agobian y sepáralas en pequeñas metas. Ir poco a poco significa alcanzar pequeños logros para completar actividades mayores. Cada vez que logres algo por muy pequeño que sea sentirás satisfacción, lo que te motivará a continuar trabajando.
  2. Aprende a utilizar las listas: Las listas son una herramienta, pero también pueden ser una distracción más. Elabora una lista y un cronograma e intenta apegarte a este, pero no permitas que la propia lista se vuelva una distracción, ni que actividades que roben tu tiempo se cuelen en ella. Es sabido que los procrastinadores tienden a planificar mucho, porque les genera la sensación de que logran algo sin hacer nada realmente. Entonces para que una lista funcione debes incluir las pequeñas metas que te has propuesto y apegarte a cumplirlas, un cronograma igualmente es útil sólo si hay compromiso de cumplirlo, de lo contrario es mejor comenzar a producir saltándose este paso.
  3. Apóyate de alguien: Si tienes a alguien que pueda apoyarte, aun si también es un procrastinador, pídele que te ayude a cumplir tus actividades. En lo que te desvíes o decidas dejarlas para después, pueden formar un equipo de trabajo en el que cada uno sirva de alarma al otro o de recordatorio de lo que debes hacer, y del momento en que debes hacerlo.
  4. Administra tus distracciones: cualquier cosa puede distraer a quien procrastina y desviarlo de cumplir sus metas, por esto lo mejor que se puede hacer es controlar los elementos distractores. Acciones como usar redes sociales solo 2 veces al día, revisar el teléfono solo cada 3 horas y solo por 15 min pueden ayudar.  Establece las horas en las que realmente puedas permitirte descansar y apégate a ellas.

Para dejar de procrastinar solo se debe tener la decisión de comenzar y mantenerse hasta terminar. Aunque puede que influyan otros factores que te lleven a tener esta conducta, la solución siempre está en decidir comenzar y terminar.

Deja una respuesta